domingo, abril 06, 2008

Lee MUCHO CUENTO


Mientras los novelistas descuidan la novela del presente dedicados a discutir cómo será la novela del futuro (o el futuro de la novela), fijémonos un momento en una de las hermanas pobres del panorama editorial español: la edición de libros de relatos. Todo el mundo nos dirá que es un género que no vende, pero lo cierto es que, si comparamos nuestra situación con la que padecieron los cuentistas españoles hace veinte años o hace cincuenta, cualquiera diría que no ha habido momento más envidiable para quienes se dedican al relato breve.
Las grandes editoriales no apuestan todo lo que podrían por el género, pero tampoco lo desdeñan, como aseguran los que siempre se quejan de todo confundiendo cómo les va a ellos con el curso de las cosas. (...)
Entre las novedades más singulares de la narrativa española, está el libro de relatos de Julián RíosCortejo de sombras”. Y ello no sólo porque encontramos en él a un Ríos que nada parece tener que ver con el autor experimentalista que agotó todos los recursos de los juegos de palabras de nuestro idioma en su colosal “Larva”. “Babel de una noche de San Juan” (1983) –obra discutida hasta la fatiga y celebrada hasta la exageración-, sino porque se trata de un libro redactado hace cuarenta años que el autor mantuvo en un cajón –o en varios- sin decidirse a sacarlo, como si sacándolo viniera a desmentir su deriva vanguardista –con el tiempo, bastante atenuada en sus siguientes obras-.
Componen el libro relatos que pretenden dibujar la esencia de un pueblo, Tamoga, oscuro, habitado por seres frágiles, un poco fantasmagóricos, escritos en una prosa limpia y con un ritmo excelente. (...)
Sólo de lo perdido” es el tercer libro de relatos de Carlos Castán y recoge dieciocho piezas escritas con prosa cuidada, que se gusta, muy dada a la melancolía y a los aciertos poéticos: “Después de tantos años, las habitaciones se habían impregnado de un olor a bata azul celeste y a crucigrama abandonado a medio hacer sobre la mesa camilla...”.
Los títulos de los libros de Castán dicen mucho acerca de su mundo: “Frío de vivir” se titulaba el primero; “Museo de la soledad”, el segundo.
Y, para terminar este repaso a las novedades del género breve, un clásico que por fin se traduce íntegro al castellano: “Siete hombres”, de Max Beerbohm, (...) caricaturista y escritor inglés, es uno de esos autores menores de la literatura inglesa, llenos de encanto y enjundia. Su celebridad se debe a un solo relato: “Enoch Soames”, acerca de un escritor insignificante que pacta con el diablo para saber qué dirá de él la posteridad. Es uno de los siete hombres (que, en realidad, son seis) de este libro asombroso que, entre otros muchos regalos, nos trae una curiosa sorpresa: los dos escritores protagonistas del segundo relato –con esa relación de odio inveterado- se parecen mucho a los protagonistas de la gran novela de Martín Amis, “La información”.




*(Extraído de Las Afueras, por Juan Bonilla, Marzo de 2008).-





6 comentarios:

BETTINA PERRONI dijo...

Gracias a usted aprendo más sobre el mundo literario. Desconozco las obras que menciona, seguramente buscaré alguna para comprender mejor su-seguramente-atinada opinión :)

Saluditos,

EntreRenglones dijo...

...Todos aprendemos, Bettina. Lo bueno de leer es que nadie lo hace por nosotros, sólo leyendo elaboramos nuestro propio criterio. Por eso agradezco tu lectura, amiga... TE SALUDO:

*NOTA:¡(Nos venimos comentando hace algún tiempo, Bettina, por favor, puedes tutearme)! Gracias a ti...

LEO MARES dijo...

apunto las recomendaciones. De Castán ya he oído hablar muy bien, así que tendré que cogerle ya por banda. YA te comentaré. En cuanto a la publicación de libros de cuentos, no seré yo quien me queje...
un abrazo! :-)
y encantado de conocerte

EntreRenglones dijo...

...Lo mismo, amigo Leo Mares: Aprovecho para felicitarte por tu segundo "primer" libro y ¡desearte éxitos¡
Intentaré hacerme del libro...
SALUDANDO:

Ana dijo...

¿Me permites otro?

La primera edición es de enero de 2008: "Vivir adrede". Mario Benedetti.

Me está gustando muchísimo.

Gracias.Ana

EntreRenglones dijo...

...Gracias por esta aportación tan actual de Benedetti, Ana, habrá que tomar nota y leerlo...
GRACIAS A TI: